Anillos cuyo centro es una piedra, ya sea una piedra preciosa o una piedra de río, porqué su belleza no consiste en su cotización. Me gustan las piedras sin tallar, como diamantes, zafiros, rubíes… pero también las talladas, como las anteriores o ópalos, aguamarinas, ágatas o las que quieran por encargo o de las que dispongan.
Materiales: Plata 925 y piedras diferentes.