La silla nació como símbolo de poder y las primeras que se conocieron son de los faraones. Estas sillas representan el poder de las personas humildes y, además, nos transportan a un mundo donde las cosas se hacían a mano.
Hechas con plata 925.