Objetos encontrados en la playa con la intención de inspirar una joya y un pequeño texto a partir de la primera impresión que han despertado.
La belleza de los efectos de la naturaleza sobre objetos, como el culo de una botella de vino, una raíz de un árbol o una caña, que transforma su fisonomía haciéndolos únicos e inspiradores de pequeñas historias que nos unen a momentos o estados de ánimo concretos.
Los de esta colección los he encontrado yo mismo, pero también podéis traer vuestros pequeños objetos para dar un soporte que los transforma en joyas.